¿La irresponsabilidad de un científico?

Comentarios desactivados en ¿La irresponsabilidad de un científico? 49

Después de varios días de análisis y como consecuencia de la reflexión sobre las cifras oficiales que se han dado a conocer por conducto de las autoridades sobre el Covid-19 en México, paso a realizar este nuevo artículo, que aparece con el título anterior con la sola intención de que el lector sea quien saque su propia conclusión.


Nos encontramos casi terminando el primer mes de la “nueva normalidad” con más de 191 mil 410 personas contagiadas y 23 mil 377 fallecidos, cifras que reflejan que las autoridades de salud a nivel federal no han podido proteger eficazmente a la población, pues no obstante que nuestra nación tuvo el tiempo para instaurar las medidas preventivas y de contención, ello no se hizo, dejándose a la población con programas totalmente ineficientes que perdieron su vigencia casi antes de que surgieran, y me refiero a “Susana Distancia”, los contenidos virtuales mediante los dispositivos electrónicos y los municipios de la esperanza, cuando lo urgente era la práctica de pruebas.

Antes de pasar al desarrollo del tema, es necesario aclarar que dentro de la teoría de la argumentación, nos vamos a encontrar, que uno de los puntos de partida, se sustenta en identificar el tipo de auditorio al que nos enfrentaremos en esa tarea, el cual puede ser universal, no especializado o particular.

PUBLICIDAD


Lo anterior lo traigo a colación pues cotidianamente nos encontramos que el vocero de la pandemia se dirige a dos tipos de auditorios, el universal y el no especializado, y curiosamente los únicos que le pueden preguntar son gente no especializada, quienes debido a su nivel intelectual no pueda poner un alto a su retórica, y esto es más peligroso si la mayoría de los asistentes le formulan preguntas que más de las veces ya están consensuadas.

Ahora bien, retomando el hilo conductor de este artículo, estimo que lo que se debe analizar es la eficacia de las predicciones del vocero, ya que debido a éstas es que se puede corroborar si su anuncio es efectivo para los planes del control de la pandemia, pues de nada sirve que indique que van a existir varias curvas epidemiológicas cuando los números de la pandemia siguen en aumento, pues de simple lógica si hoy tenemos 6 mil 288 nuevos infectados que conforman la pandemia activa de 24 mil 387 personas, no es verdad que se haya controlado.

Lo mismo sucede con los lamentables números de fallecidos, toda vez que él indicó como máximo 8 mil y hoy van casi tres veces más, por lo que es indiscutible que algo no está bien.

O el señor Gatell no es un científico o simplemente es un político más que está haciendo la tarea de informar con mucho tacto y diplomacia a la población, pero lo cierto es que él y sus demás compañeros “científicos” hoy se están parando sobre nuestros muertos.

Casi para cerrar este artículo, llama la atención que un seudoperiodista, quien le acomoda las preguntas a modo al vocero y le pregunta al referido «científico»: ¿Dr., cómo se ve usted después de la pandemia?

Válgame, qué tontería de conferencias, pues más que informar sobre acciones eficaces se está ocupando políticamente ese espacio para promoverse y, en su caso, descalificar mediante argumentos irónicos al auditorio especializado que no puede defenderse.

Se dice esto ya que si bien supuestamente se les invita, no les abren los micrófonos a estos especialistas, por el contrario, ante el cansancio del auditorio que ya no quiere escuchar engaños tras engaños hoy se abrieron otros dos canales para difundir los entuertos de las conferencias vespertinas.

Valentin

View all contributions by Valentin

Similar articles