PARA LAS COLONIAS POPULARES XALAPA NO FLORECE.

Comentarios desactivados en PARA LAS COLONIAS POPULARES XALAPA NO FLORECE. 34

Andi Uriel Hernández Sánchez
Vocero del Movimiento Antorchista en Veracruz.

Está por concluir el segundo año de gobierno del alcalde morenista de la ciudad de Xalapa, el peor evaluado de México, el Doctor Hipólito Rodríguez Herrero. Quien desde los primeros meses de su mandato se mostró como un hombre muy poco preparado para la administración pública, soberbio en el trato hacia sus gobernados e insensible ante los problemas que los diversos sectores de la sociedad xalapeña le plantea.

Su primer año de gobierno estuvo a muy poco de ser un desastre, principalmente por la incapacidad de su administración para aplicar más de 130 millones de pesos destinados a la construcción de obras de primera necesidad, a pesar de la enorme demanda existente en las colonias de la periferia de la ciudad, donde habita principalmente gente humilde y trabajadora, que se gana con esfuerzo el pan de cada día y que, como no, paga impuestos públicos que deberían servir para elevar el nivel de vida de sus centros poblacionales; este grave error le mereció el reconocimiento como el peor alcalde de México.

En ese contexto, los colonos organizados libre y legalmente en el Movimiento Antorchista de la ciudad de Xalapa, le plantearon diversas peticiones de obras y servicios básicos desde los primeros días de este año; demandas de introducción de agua potable, drenaje sanitario, electrificaciones, alumbrado público; construcción de infraestructura básica educativa, pavimentaciones y rehabilitaciones de calles, edificación de canchas deportivas, entre algunas más. Aduciendo falta de presupuesto (recuérdese que regresó millones de pesos al gobierno federal “por no poder aplicarlos”) y tras un plantón de 4 días sostenido por los antorchistas, se comprometió de manera personal y, creeíamos, formal de que 23 acciones elementales serían incluidas al Programa Anual de Obra Pública.

Sin embargo, ninguna de esas obras se ejecutó, a pesar de las reiteradas comisiones y movilizaciones que se realizaron para hacerlo cumplir su palabra. Es preciso aclarar que todas las obras “aprobadas” las realizaría el Ayuntamiento de Xalapa, mediante los procesos y empresas que ellos escogieran, como siempre ha sido. Nunca se solicitó dinero en efectivo ni siquiera que fueran construidas por empresas que propusieran los antorchistas, no se puede en este caso acudir al trillado discurso de “combate contra la corrupción” para justificar su incumplimiento. Sencillamente el señor Hipólito Rodríguez decidió mentir tan burda y descaradamente.

No conforme con ello, hace unos meses, declaró a los medios de comunicación, que con las manifestaciones la organización “se creaba mala imagen”, puesto que “ya llevan mucho tiempo con estas prácticas poco respetuosas (??) que vulneran el Estado de Derecho (??¡¡)”. ¿Desconocerá el alcalde que los derechos de petición, organización y libre manifestación se encuentran salvaguardados por los artículos 8ª y 9ª de la Constitución Política de México, aquella que da vida y forma justamente al Estado de Derecho?, sinceramente no creo que otorguen doctorados a la ignorancia, por ello sólo cabe una opción, la razón verdadera de la falta de solución a las demandas legítimas de los antorchistas y de muchos otros grupos sociales, radica en que se trata de gente humilde ejerciendo libre y democráticamente su derecho a organizarse, idea que como “brillante académico” que se siente no puede ni quiere tolerar.

Pues la verdad es que al Dr. Hipólito Rodríguez no le interesa en lo más mínimo mejorar la calidad de vida de las clases menos favorecidas de Xalapa, tras dos años de gobierno no ha hecho ni una sola acción relevante en este terreno. A pesar de lo que diga su slogan, Xalapa no florece en las colonias populares, éstas siguen abandonadas sin obras ni servicios básicos.

Ahora con motivo de su segundo informe de Gobierno, el alcalde xalapeño ha tenido que recurrir al exagerado pago de publicidad en los medios de comunicación para justificar que algo se ha hecho, se inaugura una que otra obra por ahí, se hacen grandilocuentes declaraciones triunfalistas sobre “avances” y se machaca a los ciudadanos que “los gobiernos anteriores fueron peores”; todos los viejos métodos utilizados por quienes tratan de ocultar su falta de resultados con toneladas de maquillaje.

Y tal parece que la situación no mejorará: para este año se espera que de nueva cuenta se tengan que devolver millones de pesos a las arcas del gobierno federal, para formar parte del enorme botín que seguramente se utilizará en 2021 para comprar votos en favor de Morena, además se anuncia que la mayor obra del próximo año será la inversión de 40 millones de pesos para la construcción de un “corredor cultural” en el centro de Xalapa, hecho que a simple vista no parece negativo, pues servirá para atraer turistas a la ciudad, sin embargo, es un atraco al pueblo si se toma en cuenta que se hará a costa de negarle obras y servicios a los habitantes de las colonias populares.

Por estas razones el Movimiento Antorchista de Xalapa ha anunciado que realizará una manifestación pacífica y cultural el próximo sábado 7 de diciembre, a las afueras del Teatro del Estado, recinto que será sede, ese mismo día, del Segundo Informe de Gobierno del alcalde Hipólito Rodríguez, como muestra de desaprobación a sus dos años de gestión y como un llamado fraterno y sincero hacia los xalapeños humildes a que se organicen para seguir luchando por mejores condiciones de vida.

Con motivo de esta movilización, a salido a relucir una vez más el carácter impopular de este gobierno, pues en vez de ofrecer diálogo para atender y resolver las peticiones justas y necesarias de los antorchistas, se vuelve a hacer uso de los mismos calumniosos ataques mediáticos, nunca demostrados, en contra de sus líderes, a través de la prensa que faltando a su ética profesional se presta por unos cuantos pesos a estos embustes. Cuándo entenderán los soberbios y aspirantes a dictadorzuelos que los antorchistas no luchan con tanto ahínco y valor para agrandar la hacienda personal de sus líderes, sino para combatir la desigualdad y la pobreza en que este sistema injusto los ha sumido. Por ello, mientras todos esos sátrapas se hallan en el basurero de la historia, el Movimiento Antorchista Nacional crece sin que nada pueda detenerlo. Ojalá usted lo entienda a tiempo Dr. Hipólito.

Valentin

View all contributions by Valentin

Similar articles