¿Podrá Cuitláhuac García revertir el aterrador incremento de la pobreza en Veracruz?

Comentarios desactivados en ¿Podrá Cuitláhuac García revertir el aterrador incremento de la pobreza en Veracruz? 85

Samuel Aguirre Ochoa

El pasado lunes 5 de agosto, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), publicó datos sobre la evolución de la pobreza en México en los últimos 10 años (2008-2018), y para sorpresa nos encontramos con el hecho de que el estado de la República en el que más creció la pobreza fue Veracruz, tanto en números absolutos como porcentualmente.

Según el CONEVAL, a nivel nacional la población en pobreza decreció porcentualmente, aunque en números absolutos hubo un incremento de casi 3 millones de pobres, y la población en pobreza extrema disminuyó en 3 millones de mexicanos. En cambio, en Veracruz los datos son otros, el número de pobres se incrementó en 1 millón 200 mil personas; la cantidad de veracruzanos en pobreza extrema aumentó en 181,500 y la población vulnerable por ingresos también creció en 267,600. Aquí hubo un crecimiento tanto en números absolutos como en términos porcentuales a diferencia de lo acontecido a nivel nacional y en el resto de las entidades federativas.

En la entidad veracruzana, en lo que se refiere a población vulnerable por carencias sociales sí hubo una disminución de 738 mil personas, debido fundamentalmente a que una buena parte de la población tuvo acceso a la salud y a la vivienda.

El gobernador de Veracruz, Ing. Cuitláhuac García Jiménez, puede alegar en su defensa que estos datos no corresponden a su periodo de gobierno, puede culpar a las administraciones anteriores de ser las causantes de esta tragedia económica y social para los veracruzanos y la opinión pública pudiera estar de acuerdo con él. Sin embargo, él buscó ser gobernador y ahora tiene el reto de revertir esta catástrofe económica, conduciendo al estado hacia el crecimiento y desarrollo económico, instrumentar políticas que combatan estas lacras sociales y mejorar el nivel de vida de los veracruzanos. Está pues, ante un gran reto.

Pero analicemos la cuestión con más detalle, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, guía político del Ing. Cuitláhuac García, ha sostenido que la causa de la pobreza en México es la corrupción y, por tanto, se ha propuesto como objetivo fundamental de su gobierno combatirla y con esto, según él, acabará con ella. Nadie en su sano juicio está de acuerdo con la corrupción, pero Antorcha considera que ésta no es la causante de la pobreza en el país y en el mundo entero; ha sostenido de manera sistemática y contundente que la causa de esta enfermedad social, radica en el modelo económico imperante en México, y que si realmente se pretende combatirla de fondo hay que cambiar dicho modelo económico.

Pero el gobierno de la 4T no está haciendo absolutamente nada para cambiar el modelo económico que surgió con el nacimiento del capitalismo en el siglo XVII, en el periodo de ascenso de la burguesía, modelo que deja la distribución de la riqueza social a las leyes del mercado, que no son racionales ni justas y por tanto no van a repartir la riqueza, sino todo lo contrario, la concentran en manos de unos cuantos y generan el empobrecimiento cada día mayor de las grandes masas populares.
Los tan cacareados programas de transferencia monetaria directa de López Obrador no acabarán con la pobreza; desde nuestro punto de vista tienen como objetivo confundir a la clase trabajadora, mediatizarla y apartarla de la posibilidad de encontrar las causas profundas de dicho mal, así como de evitar que piensen en los mecanismos para transformarla en una sociedad más justa.

Antorcha sostiene que debe modificarse el modelo económico, es decir: instaurar una política fiscal progresiva concertada con las grandes empresas para que paguen más impuestos, como ha sucedido en los países europeos; reorientar el gasto social hacia los sectores más pobres, como por ejemplo, las colonias populares y los pueblos marginados; generar empleos y que estos estén bien remunerados. Solo así podrá combatirse en serio la pobreza en México y por tanto en Veracruz.

Mientras no se haga esto, lo único que pudiera alcanzar el Ing. Cuitláhuac, sería lo hecho por sus antecesores en el gobierno, es decir, seguir disminuyendo la cantidad de población vulnerable por carencias sociales, sin embargo, para lograrlo tiene que hacer una muy buena administración del presupuesto de egresos del estado, hecho que hasta el día de hoy no se vislumbra, pues no hay obras que ataquen el rezago educativo, la falta de acceso a los servicios de salud, el acceso a la seguridad social, el acceso a la alimentación, la calidad y espacios de la vivienda y el acceso a los servicios básicos en la vivienda.

No plantear las cosas así es engañar al pueblo trabajador de Veracruz, es echarle humo en los ojos, para que no vea la realidad en sus justas dimensiones y no se proponga cambiarla. ¿Quién puede transformar esta realidad? Solo el pueblo organizado y consciente. Pero el gobierno está en una lucha encarnizada contra las organizaciones en general, y en particular contra el Movimiento Antorchista, porque en el fondo pretende conculcar el derecho de organización de los mexicanos y de esa manera convertirse en un gobierno dictatorial y represivo; un gobierno al servicio de las clases dominantes, aunque de dientes para afuera diga otra cosa.

Valentin

View all contributions by Valentin

Similar articles