VESTIMENTA CON DECORO ¡DISCRIMINACIÓN!: DR. ALARCÓN

0 331

Redacción.-

Últimamente se ha concluido que los servidores públicos de las dependencia de un Gobierno Municipal, Estatal o Federal; carecen del conocimiento en materia de los derechos humanos y aplican basicame “yo patrón”, donde ellos tiene el poder de decidir y hacer reglamentos interiores en los trabajos, violentando los derechos humanos y derechos laborales.

Cuando escuche la palabra “CON DECORO”, me trasladé al libro de las sagradas escrituras (biblia) en donde dice “““Así mismo que las mujeres, vestidas decorosamente, se adornen con pudor y modestia, no con trenzas ni con oro o perlas o vestidos costosos ””” (1 Mateo 2:9). De igual forma “DECORO” donde significa vestimenta decente, limpia, apropiada y de buena apariencia que demuestra respeto. La mujer de Dios NO se sujeta a las modas, ni usa ropas provocativas o estilos sensuales como mini-faldas, vestidos ceñidos o escotados, pues NO corresponde a mujeres que profesan piedad. La santidad interna se refleja en la conducta, comportamiento, modo de hablar y hasta en el vestir de la mujer de Dios.

En consecuencias, no podemos permitir que mediante circulares en dependencias de gobierno utilicen la palabra CON DECORO para vestimenta a las mujeres; y surgen las siguientes interrogantes: ¿Adónde queda el derecho de poderme vestir para sentirme cómoda?, ¿Está condicionado mi trabajo por la forma de vestir?; ¿La circular en el trabajo está por encima de mis derechos humanos?, ¿Me están discriminando por mi forma de vestir?.

DISCRIMINACIÓN en todos los sentidos, porque te están juzgando por la forma de vestir, ese derecho es libre, nadie puede limitar a nadie o cuestionar el gusto de la otra persona, porque tenemos que respetar su decisión. Recuerden que en la Declaración Universal de los Derechos Humanos está el derecho a la libertad, y entonces estamos hablando que la forma de vestir podría ser tomada como una forma de expresión del individuo, por lo que al momento de discriminar a una persona por el simple hecho de la vestimenta, se le estaría violando sus derechos, todos somos libres de vestirnos como queramos.

Concluyo que no siempre hay que basarnos en la forma de vestir para pensar como es alguien, no tenemos que juzgar sobre las personas en su forma de vestir, cada quien tiene el derecho y las posibilidades de poderse vestir como desee y eso tiene que ser respetado.

Valentin

View all contributions by Valentin

Similar articles